Utilizamos Cookies propias y de terceros con fines publicitarios y para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios.

Al navegar por nuestra web usted acepta nuestra política de privacidad .

En homenaje a las mujeres del campo

14/03/2019
En homenaje a las mujeres del campo

Trabajaban a destajo poniendo bolsas que ataban con esparto. Las más habilidosas podían ganar sobre 10 pesetas al día colocando alrededor de 1000 unidades.

Estas jóvenes, en su mayoría “casaderas”, podían ir a servir o trabajar en los campos. 

Con esta nueva tarea y con el trabajo en los almacenes del envasado del melocotón que también desempeñaban, ahorraban con ilusión para comprarse el ajuar que luego bordaban en épocas más tranquilas.
Estas mujeres, a quienes, en principio y por su condición femenina, se encomendó esta minuciosa labor de perfección y artesanía, fueron, sin saberlo, parte fundamental en el logro de la Marca Melocotón de Calanda. 

Enhorabuena, con este ejemplo, a todas las mujeres trabajadoras del mundo rural que siguen hoy haciendo historia.